COLEGIO DE SANTO TOMÁS. CENTRO INTERNACIONAL DE FORMACIÓN FINANCIERA (CIFF).

Ficha técnica

COLEGIO DE SANTO TOMÁS. CENTRO INTERNACIONAL DE FORMACIÓN FINANCIERA (CIFF). SERVICIO DE ORIENTACIÓN AL ALUMNO Y PRÁCTICAS EMPRESARIALES (COIE). SEDE DE LA SOCIEDAD DE CONDUEÑOS DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ.

Plaza de Cervantes nº 10, 28801, Alcalá de Henares.

Martín Pastells y Papell (1856-1926).

Ampliación /Restauración: Ana Marín Palma (2000).

Descripción

El origen del edificio fue el Hotel Cervantes. De planta rectangular con dos pisos y retranqueo con terraza. De estilo modernista. El acceso se realiza desde la plaza por un pasadizo, antiguo callejón de la Virginidad,  que comunica con el patio de Filósofos de la universidad.

Historia

Ocupa el espacio de la antigua Cárcel universitaria. Cuando cerró el hotel pasó a ser  residencia militar de paracaidistas (1949-1954) y desde 1955 hasta 1999 albergó el colegio de bachillerato  Santo Tomás de Villanueva. La Universidad de Alcalá adquirió el edificio, en 1999, acometiéndose una reforma para instalar la sede de la Sociedad de Condueños de la Universidad, el Centro Internacional de Formación Financiera (CIFF) y espacios de la Universidad y de la Comunidad de Madrid.

Imágenes


Plano Planta Baja (Fotografía Científica UAH)


Fachada (José Luis de la Quintana)


Acceso desde el patio de Filósofos (José Luis de la Quintana)


Reja Puerta Principal (Fotografía Científica UAH)


Escalera principal (Fotografía Científica UAH)

Patrimonio

La fachada principal del edificio se abre a la plaza de Cervantes con una estructura típica de la arquitectura hotelera de principios del siglo XX. El cuerpo rectangular, articulado en dos plantas con balcones y rejerías, siendo las más interesantes las de la puerta de acceso.  Se cierra con una terraza descubierta y un torreón, hoy acristalado. En el interior, el patio central permitía el acceso a las antiguas dependencias del hotel y a las escaleras.

Curiosidades

Vecinos  de todas clases sociales de la ciudad de Alcalá, ante el expolio que sufrían los edificios históricos, en manos de la familia del Conde Quinto de Ebro, se reúnen en 1850 en el palacio Arzobispal y constituyen “La Sociedad de Condueños de los edificios que fueron Universidad”. Acuerdan comprarlos a  Javier de Quinto con el compromiso de conservarlos hasta que volvieran a tener uso universitario

Fue la primera agrupación de ciudadanos en España que apostó por conservar el patrimonio artístico de su ciudad de una forma totalmente desinteresada y altruista. La iniciativa permitió preservar los edificios de la incuria y el expolio hasta su recuperación como dependencias universitarias en la década de 1970.

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestEmail

Comments are closed.