VIADUCTO DEL AIRE

Ficha técnica

Situación: calle Pintor el Greco nº 3, a la entrada de la Presidencia del Gobierno (actualmente enterrado)

Autores y datación: Eduardo Torroja, proyectado hacia 1930 y finalizado en 1932.

Descripción

Es un puente de hormigón armado para procurar el paso del tranvía sobre la parte final de la vaguada de Cantarranas. Consta de un tablero horizontal de 7 x 75 m. que se apoya sobre un gran arco parabólico con flecha o altura de 18 m. y luz o separación entre los arranques de 36 m. Entre el tablero y el arco se disponen ocho esbeltos soportes dobles completándose el conjunto con otros catorce soportes, siete a cada lado, que se apoyan sobre el terreno a modo de estribos de empalizada. En la dirección transversal los ejes de los soportes y las vías del tranvía se disponen a 5,1 m. presentando  los soportes 0,4 metros de anchura. El arco tiene una sección variable que arranca con 1,1 m. estrechándose según asciende hasta alcanzar 0,5 m. en su clave.

Historia

La esbeltez de sus elementos en perfil parece ser la razón de su nombre, al sugerir una permeabilidad tanto aérea como visual. Según el autor, esta sensación fue expresamente buscada como solución de contraste con el masivo y reiterativo viaducto de los 15 ojos, que se establecía como fondo visual de la atractiva vaguada situada en las proximidades del jardín del Barranco en la antigua propiedad de la Moncloa. Como se observa en las fotografías antiguas, el arco tendido sobre las arboledas de la vaguada establecía otro tipo de contraste, entre artificio y naturaleza, que contribuía a su exitosa apreciación crítica.

El viaducto respondía al nuevo trazado del tranvía que desde la plaza de la Moncloa comunicaba con Puerta de Hierro.  En sus inmediaciones se situaba la estación del Stadium y tras atravesar la vaguada sorteaba las instalaciones del Instituto Agrícola. La obra de ingeniería tuvo efímero uso pues tan sólo funcionó hasta 1936, desapareciendo esta línea de tranvía en la postguerra.

Imágenes

El conjunto de los viaductos del Aire y de los 15 ojos al fondo.

El viaducto desde el sudoeste  en 1932

Detalle del doble arco parabólico

El paso del tranvía a Puerta de Hierro

Vista desde el noroeste

Curiosidades

Tras el abandono de su función original, el viaducto languideció en una zona marginal hasta que, en la década de los años sesenta, las nuevas dotaciones de la Facultad de Bellas Artes y el Instituto de Restauración, junto a la transformación del nuevo complejo creado en el ámbito del antiguo conjunto de la Moncloa fueron arrinconando  y sepultando literalmente al mismo. La puntilla final se alcanzó cuando se instaló la sede de la Presidencia del Gobierno, lo que produjo su enterramiento definitivo, quedando tan sólo a la vista el tablero original del tranvía en el acceso sur del complejo presidencial, junto al edificio ocupado hoy por el Instituto del Patrimonio Cultural de España.

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestEmail

Comments are closed.