ESCUELAS PÍAS

Ficha técnica

Ubicación: Calle de Tribulete, 14, 28012 Madrid

Coordenadas UTM: Zona 30T, 440359.50 m, 4473254.17 m N

Autor: Francisco Ruiz y José Álvarez, Antigua Iglesia de las Escuelas Pías de San Fernando, 1734-1791

Ampliación y rehabilitación para Aulario y Biblioteca: José Ignacio Linazasoro con José María García del Monte y Hugo Sebastián de Erice, 2001-2004

Descripción

El centro de la UNED Escuelas Pías, acoge aulario, Biblioteca y dependencias administrativas además de una cafetería.

Historia

Esta sede de la UNED es tal vez la más singular debido a su imagen que mezcla la arquitectura contemporánea con las ruinas de la antigua Iglesia de las Escuelas Pías de San Fernando. El Convento y Colegio de San Fernando fue fundado en 1729 en  los terrenos del Hospital de Nuestra Señora de Montserrat. El número de alumnos aumentó mucho en pocos años y después de la compra de unos terrenos adyacentes, se empezó la construcción del nuevo colegio y su iglesia, siguiendo los diseños de Francisco Ruiz. Después su muerte en 1744, la obras fueron continuadas por José Álvarez. En el siglo siguiente el Colegio se amplió, incorporando una biblioteca, comedores y nuevos gabinetes. Tras la Guerra Civil el conjunto quedó en ruinas. En los años siguientes, parte del terreno del colegio se empleó como solar para nuevas construcciones, y permanecieron en pie exclusivamente las ruinas de la antigua iglesia del colegio.

En los años 70 se realizó un proyecto de integración de la ruina con la plaza del Sombrerete (ahora plaza de Agustín Lara) mediante un  jardín que unificaba los dos espacios como un conjunto urbano público. En 1996 las ruinas de la iglesia fueron declaradas Bien de Interés Cultural y se puso en marcha un plan para su salvaguardia. En 2001 empezaron las obras de construcción del actual edificio que aloja una nueva  biblioteca y el Centro Asociado de la UNED recuperando y respetando las viejas ruinas.

El proyecto crea un contraste entre lo antiguo y lo nuevo, de tal manera que ambos se ponen en valor recíprocamente. En 1999 se rehabilitó también la plaza de Agustín Lara. Se encargó del diseño el mismo arquitecto que realizó el edificio: José Ignacio Linazasoro. La plaza esconde ahora un aparcamiento subterráneo y se ha transformado según su autor en la “antesala de la nueva Biblioteca y en atalaya desde donde se divisan las ruinas”.

Imágenes

Escuelas Pías de San Fernando, edificio original

Interior de la antigua iglesia, alrd. 1930, ACM

Jardín dentro de las ruinas, 1973, ACM

Visita de inauguración de los Jardines, 1973

Imagen de las ruinas de la antigua iglesia desde la plaza de Agustín Lara, y vista actual

Acceso Este Antes y Después de la Restauración, ACM

Patrimonio mueble

El interior de la antigua iglesia acogía una colección de esculturas de gran valor histórico realizados por Manuel Pereira, Juan Adán o Alfonso Bergaz.  Ahora, si se mira atentamente la ruina se puede ver una de ellas sobre el arco que se abre al tambor: el Escudo de las Escuelas Pías sostenido por dos ángeles, obra de Alfonso Bergaz. De igual manera se han integrado en la nueva fachada a la plaza algunos elementos arquitectónicos del antiguo edificio.

Curiosidades

Inicialmente el colegio iba a tomar el nombre de Colegio de Nuestra Señora del Pilar, y por ese motivo Carlos III encargó un cuadro para adornar la iglesia de la Virgen del Pilar con los patronos de la familia real (San Fernando de Castilla, San Carlos Borromeo y San Luis de Francia) a sus pies. Sin embargo, y sin un motivo claro y el colegio cambió de patrono y empezó ser conocido hasta hoy como La Escuela Pía de San Fernando.

La biblioteca original de las Escuelas Pías de San Fernando era una de las más importantes de la ciudad y contaba con más de 17.000 volúmenes antes de que un incendio la destruyera en el primer año de la Guerra.

El colegio fue el primero que se creó en Madrid de la Orden de los Padres Escolapios y en 1795 se estableció aquí la primera escuela de sordomudos de España.

La azotea del edificio alberga la cafetería Gaudeamus. Las vistas que se pueden disfrutar sobre el castizo barrio de Lavapiés hacen de este sitio uno de los lugares que no puedes perderte si quieres conocer Madrid desde un punto de vista “distinto”.

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestEmail

Comments are closed.