HOSPITAL CLÍNICO SAN CARLOS

Ficha técnica

Situación: C. Profesor Martín Lagos, S/N. 28040, Madrid.

Autores y datación: Manuel Sánchez Arcas y Eduardo Torroja Miret, 1928 (proyecto), 1932-1936 (ejecución). Miguel de los Santos Nicolás, Pascual Bravo Sanfeliú y Agustín Aguirre López 1941-1946 y 1959 (reconstrucción y ampliación). Alfonso Casares Quiroga 1989-1990 (ampliación).

Descripción

Organizado sobre una planta rectangular que deja en su centro un gran patio central, en uno de los lados menores surgen cuatro grandes cuerpos de planta cuadrada para quirófanos y cátedras; en los lados mayores se ubican las secciones de Medicina y Cirugía, y a ellos se acoplan, perpendicularmente (en peine), unos estrechos pabellones —con balconadas voladas— que acogen las habitaciones y los despachos.

En vertical aloja los servicios generales en el semisótano y los policlínicos en la demás plantas superiores.

La concepción racionalista del Hospital Clínico San Carlos se muestra al exterior como un conjunto de bloques: prismas de ladrillo de líneas simples. Los elementos más significativos —las entradas— se solucionan huyendo de los grandes pórticos columnados que caracterizan los otros edificios del Campus médico. La vocación docente hace que la entrada principal de un hospital, perfectamente conectado con las facultades de carácter sanitario, se convierta en la entrada a la Universidad misma.

Historia

El “hospital clínico”, denominación tradicional para los hospitales universitarios, es desde su nacimiento un hospital docente vinculado con la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense. De hecho fue la Junta Constructora de la Ciudad Universitaria la que afrontó el problema de crear este nuevo hospital que sustituía al antiguo complejo de San Carlos —facultad y hospital— ubicado en las cercanías de Atocha.

Manuel Sánchez Arcas es el arquitecto autor del proyecto junto al ingeniero Eduardo Torroja. El edificio se levantaba mediante la mayor estructura en hormigón armado realizada hasta el momento en España; se convirtió en uno de los emblemas de la arquitectura racionalista por resolver un complejo programa de necesidades.

Su construcción comenzó en 1932 y estaba prevista su inauguración en 1936, pero la Guerra Civil y su estratégica situación elevada —en el frente de la Ciudad Universitaria— lo convirtieron en escenario de cruentos combates durante todo el conflicto.

Tras la guerra quedó gravemente dañado, parte de su estructura fue demolida, y se convirtió en emblema de los caídos por el bando Nacional, acogiendo en su explanada un gran número de ceremonias religiosas y militares.

Sufrió un dilatado proceso de reconstrucción que concluyó a finales de los años cincuenta. En 1986 pasa a formar parte de la red de la Seguridad Social y no es hasta 1989 cuando un Plan Director intenta recomponer y racionalizar de nuevo el uso hospitalario y docente del edificio, desdibujado por las numerosas intervenciones sufridas tras su destrucción.

Imágenes


“Hospital Universitario San Carlos. Madrid. Homenaje al Hospital Español”. Monografía Beecham número 50, 1991. Real Academia Nacional de Medicina. http://www.bancodeimagenesmedicina.es


En las ruinas del Hospital Clínico, “Movilización Cultural Medico-Práctica”. 25/05/1941. ARCM. Fondo Fotográfico Martín Santos Yubero, 31327-004.


Hospital Clínico “Maqueta. Vista panorámica”, en Consejo General Colegios Médicos España, vol. I, oct 1946, núm 3, p. 48. Real Academia Nacional de Medicina. http://www.bancodeimagenesmedicina.es.


Enfermos y visitantes en “El Hospital Clínico”. 15/03/1961. ARCM. Fondo Fotográfico Martín Santos Yubero, 18550-059.


“Entrega de emblemas a las nuevas enfermeras de la Escuela de enfermeras del Hospital Clínico”. 18/05/1971. ARCM. Fondo Fotográfico Martín Santos Yubero, 27845-025.


“Hospital Clínico San Carlos. Madrid”. Real Academia Nacional de Medicina.

Curiosidades

El Fondo documental del Dr. Estanislao Lluesma, director del hospital durante la guerra, forma parte del Archivo General de la UCM. El hospital se convierte, tras el conflicto bélico, en uno de los edificios más claramente mitificados de la Ciudad Universitaria.

TwitterFacebookGoogle+LinkedInPinterestEmail

Comments are closed.